Propuesta de Norma

Roberto Zavala Echevarría, Director General Jurídico de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, con fundamento en los artículos 1o., 2o., 6o., 23 fracción 1, 29 y 43 de la Ley Federal de Sanidad Vegetal; 38 fracción II, 40, 41, 43 y 47 fracción IV de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; 35 fracción IV de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal; 12 fracción XXIX y XXX del Reglamento Interior de esta Dependencia, y

C O N S I D E R A N D O

Que en los últimos trece años se ha incrementado a nivel mundial la aplicación de la ingeniería genética en vegetales con varios propósitos, tales como el de aumentar la producción de la actividad agrícola, la vida en anaquel de los productos perecederos y su resistencia a plagas y enfermedades.

Que la comercialización de individuos de origen vegetal manipulados mediante ingeniería genética deben realizarse bajo un estricto control para asegurar su correcta aplicación y que no tengan un efecto inesperado en el medio ambiente agrícola; por lo que, la movilización de este tipo de materiales deben efectuarse de acuerdo a los criterios que establece la presente norma.

Que nuestro país posee una gran diversidad de plantas y animales y es considerado a nivel mundial como un reservorio natural de especies, por lo que la comercialización de los organismos manipulados mediante ingeniería genética para aplicarse en la agricultura constituyen un riesgo, dado que su importación, movilización y uso comercial en territorio nacional debe realizarse en estricto apego a las medidas de bioseguridad que se establecen para estos organismos.

Que en virtud del resultado del procedimiento legal antes indicado, se expide la siguiente NORMA.

1. OBJETIVO Y CAMPO DE APLICACIÓN

Esta Norma Oficial Mexicana tiene por objeto establecer dentro del territorio nacional, el control de la importación, liberación, movilización y comercialización de OVM por Ingeniería Genética para usos agrícolas en plan piloto.

Están obligados a cumplir con lo establecido en esta Norma, toda institución oficial, privada y personas físicas que de alguna forma intervengan en el proceso de importación, liberación al medio ambiente, movilización y comercialización de OVM en plan piloto.

2. REFERENCIAS

Esta norma se complementa con las siguientes:

  • NOM-086-SSA1-1994. Bienes y servicios. Alimentos y bebidas no alcohólicas con modificaciones en su composición. Especificaciones nutrimentales.
  • NOM-056-FITO-1995. Por la que se establecen los requisitos fitosanitarios para la movilización nacional, importación y establecimiento de pruebas de campo de organismos manipulados mediante la aplicación de ingeniería genética.
  • Proyecto de norma oficial: NOM-000-SSA1-1999. Bienes y Servicios. Productos biotecnológicos. Disposiciones sanitarias.

3. ESPECIFICACIONES

3.1 Para liberaciones al medio ambiente, importación y comercialización en plan piloto de OVM se requiere de un certificado fitosanitario, que será solicitado a la Dirección General de Sanidad Vegetal (DGSV) que será quién lo expida.

3.2 COMERCIALIZACIÓN EN PLAN PILOTO Y ESTUDIOS DE SEGUIMIENTO

La compañía o persona moral que solicita y se le otorgue permiso para comercializar un OVM será bajo un plan piloto que se sujeta a lo siguiente:

a) El proceso de comercialización bajo este concepto será por 5 años, durante los cuales se seguirán realizando estudios de seguimiento. Al término de este tiempo, si no existen problemas, se podrá desregular.

b) Los datos de los estudios de seguimiento que se tengan serán presentados a la DGSV tres meses después de terminado el ciclo agrícola para su evaluación en conjunto con el CCB.

c) Cuando a juicio de la DGSV, del CCB y/o de la Comisión Intersecretarial existan dudas razonables de algún daño al humano o al ambiente, se deberán realizar estudios para evaluar dicho riesgo.

d) Si a futuro se demuestra un efecto negativo a la salud humana o al ambiente es causa suficiente para suspender de inmediato el permiso para su comercialización o movilización.

e) Dependiendo del nivel de gravedad puede eliminarse el producto del cultivo en explotación, o del producto si esta almacenado, comprometiéndose en conjunto el importador y la compañía que generó el producto a reparar económicamente el daño causado cuando así proceda o cuando el daño sea al medio ambiente a establecer programas que permitan restituir en lo posible el daño causado.

3.3 MOVILIZACIÓN DEL PRODUCTO COMERCIAL

a) La compañía se compromete a entregar procedimientos y medidas para prevenir escape y diseminación del producto comercial en plan piloto a áreas no autorizadas por la DGSV.

b) Desarrollar un sistema de seguimiento del OVM que ha sido certificado para su comercialización en plan piloto, desde el lugar de procedencia hasta su(s) destino(s) final(es) autorizado(s) por la DGSV.

c) Si a causa de negligencia de la compañía o importador el OVM se comercializa en áreas no autorizadas por la DGSV, la compañía se responsabiliza de implementar las medidas ordenadas por la DGSV para retirar el producto de dicha área y corregir los posibles problemas suscitados por dicho error; como es el pago de la compra de la semilla y lo que el agricultor hubiera invertido en preparación de tierra, riegos, fertilización plaguicidas etc; porque el cultivo deberá eliminarse.

3.4 ENVASES Y EMPAQUES

En cuanto a envases, empaques y embalajes deberá ajustarse a lo referido en el proyecto de Norma Oficial NOM-000-SSA1-1998.

3.5 INFORMACIÓN AL PÚBLICO

La información científica de los estudios del cultivo(s) realizado(s) en México, durante su etapa de investigación y/o comercilaización en plan piloto (estudios de seguimiento) estarán disponibles al público en general en la página de la DGSV. Lo anterior para dar garantía de transparencia de que el producto no afecta al hombre, animal o medio ambiente.

3.6 PRODUCTO PARA CONSUMO O INDUSTRIA

3.6.1 Cuando una compañía, empresa o importador solicite introducir algún producto proveniente de un OVM sea grano, fruta o verdura para consumo directo o para industrialización deberá cubrir los requerimientos de la SS de acuerdo a la norma NOM-000-SSA1-1998 y demostrar que el producto es inocuo al consumidor.

3.6.2 De acuerdo al producto y su intención de uso, debe cubrir lo estipulado en las normas oficiales mexicanas que corresponden a la fitosanidad del producto, y a lo establecido en los lineamientos para la toma de muestras vegetales de productos y subproductos de importación.

3.6.3 La DGSV otorgará el permiso correspondiente una vez cubiertos los puntos anteriores y lo comunicará a la Dirección General de Inspección Fitosanitaria (DIGIF) y a las Delegaciones Estatales según corresponda el caso.

3.6.4 Los documentos que demuestran la inocuidad del producto al consumidor deberán presentar dos hologramas de seguridad para documentos originales, con el fin de garantizar que la información sustentada en los mismos no haya sido falsificada. Los documentos serán exhibidos una sola vez si se trata de la misma modificación genética de un cultivo.

3.6.5 La DGSV comunicará el uso autorizado, sea para consumo o industria y nunca para cultivo u otro, para prevenir cualquier daño al ambiente, aspecto que deberá ser verificado por las Delegaciones Estatales, o por personal que autorice la DGSV.

4. OBSERVANCIA DE LA NORMA

Corresponde a la Secretaría de Agricultura vigilar y hacer cumplir los objetivos y disposiciones establecidas en esta Norma.

5. SANCIONES

Si el importador y/o la compañía ocultaran información que implique daño al hombre, animales o ambiente será sujeto a demanda por multas de acorde a lo estipulado por la Ley General de Salud y la Ley Federal de Sanidad Vegetal, en lo que respecta a medidas de seguridad, sanciones y delitos y le será retirado de inmediato su(s) permiso(s) para operar en México, siendo aplicables además las cláusulas anteriores.

6. DISPOSICIONES TRANSITORIAS

En lo que se refiere a los protocolos de estudio o investigación con el Vo. Bo. de la DGSV, esto será aplicable a partir del año 2000. Para efecto del análisis de la información será suficiente contar con el o los oficio(s) de esta Dirección donde señale el tipo de estudio a realizarse derivando del trabajo conjunto con CNBA.

La presente Norma Oficial Mexicana entrará en vigor el día siguiente de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Sufragio Efectivo, No Reelección

México, D.F., a 02 de marzo del 2000. 

El Director General Jurídico.

El IICA en México

El IICA al servicio de la Agricultura y el Bienestar Rural de México


Amigos y usuarios del Instituto:

Desde mediados de los años ochenta y con mayor intensidad a partir del año 1994 como consecuencia de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio (TLC) con EE.UU. y Canadá, la economía mexicana ha experimentado una serie de profundas transformaciones. Entre ellas han sido muy notables la creciente exposición del aparato productivo nacional al comercio internacional y la desregulación en las acciones del Estado que tuvieron por objetivo procurar la modernización de México y una mayor inserción en el concierto de las naciones.  

La agricultura y las áreas rurales de México han sido significativamente impactadas por la aplicación de políticas agrícolas consistentes con ese marco de apertura y desregulación. Si bien los logros de este proceso han sido francamente beneficiosos para la economía en su conjunto, los resultados en términos de lograr un mayor progreso rural han estado, en general, por debajo de las expectativas que se tenían al inicio de las reformas. Amplias regiones del país han respondido débilmente a las nuevas orientaciones de mercado y a las oportunidades de diversificación productiva habiendo por lo tanto persistido las condiciones de pobreza rural y marginación previas. Otras regiones, aunque más dinámicas, las asociadas a las exportaciones de frutas y hortalizas por ejemplo, están luchando palma a palma para permanecer en el negocio agrícola, muchas veces en condiciones desventajosas frente a los competidores de EE.UU. y Canadá.

Estos resultados son sin duda el reflejo de rezagos estructurales largamente arraigados, más que una consecuencia del TLC, aunque el Tratado ha puesto crudamente de relieve tanto los viejos problemas como las deficiencias internas en infraestructura (las físicas y las comerciales) y, también, las conocidas asimetrías en los costos de los insumos y servicios entre los socios comerciales.  

Con por lo menos uno de cada cuatro ciudadanos mexicanos viviendo en áreas rurales con ingresos familiares provenientes tanto de actividades agropecuarias como de otras fuentes no agrícolas, aunque vinculadas al sector y a las posibilidades económicas del medio rural, así como de transferencias de fondos públicos en apoyo a los ingresos y de remesas del exterior, ambas con posibilidades de capitalización productiva, la Agricultura y el Medio Rural, sea desde el punto de vista productivo como el de la conservación del ambiente y los recursos naturales, son ciertamente estratégicos para el desarrollo económico y social de México.

Existe consenso acerca de la necesidad de realizar mayores inversiones en el medio rural así como de mejorar el impacto de las actuales, acompañándolas de políticas e instituciones activas tanto por parte del Estado como de la sociedad civil, que respondan en forma simultánea a la necesidad de reducir la pobreza rural e incrementar la competitividad y presencia de los productos agroalimentarios mexicanos en los mercados nacionales e internacionales.

Con la reciente promulgación en el 2002 de la Ley de Desarrollo Rural Sustentable, México cuenta con un instrumento jurídico de excepcional valor para la promoción integral de los territorios rurales. Verdadero ejemplo de su género en América Latina, esta Ley se caracteriza tanto por el "enfoque territorial" de su mandato como por su llamado a valorizar las distintas funciones del medio rural: las económicas, las ambientales, las sociales y las culturales. El gran desafío será, sin duda, el de su implementación exitosa para lo cual el IICA está presto a colaborar.

En la última Cumbre Presidencial de las Américas (Ottawa, 2001), los Presidentes decidieron extender el mandato del IICA mas allá de la cooperación técnica incluyendo la promoción del diálogo y el consenso en las áreas críticas para la agricultura, el ambiente y el desarrollo rural, en el marco de los esfuerzos de los países para impulsar la integración y la prosperidad en nuestro hemisferio.

Mediante el reconocimiento del Gobierno, aprobado por el Honorable Congreso de la Unión, que otorga al IICA personalidad jurídica e inmunidades propias de un Organismo Internacional, la Oficina del Instituto en México mantiene instrumentos de cooperación con varias organizaciones públicas y privadas. Algunas son:

  • La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), como socio principal del Instituto, por medio del Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) y de la Subsecretaría de Desarrollo Rural.
  • La Secretaría de Relaciones Exteriores, por medio de la Subsecretaría de Cooperación Internacional.
  • El Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP) y varias Universidades (Colegio de Postgraduados, Universidad Autónoma de Chapingo, Antonio Narro, Autónoma de México y Autónoma de Morelos).
  • La Fundación para el Desarrollo Rural y el Consejo Nacional Agropecuario.

Las diferentes áreas de Cooperación Técnica y capacidades del IICA se encuentran plasmadas en las diversas actividades programadas en los anexos técnicos y otras acciones colaborativas desarrolladas con los socios-usuarios institucionales. 

La Oficina del IICA en México se encuentra lista para continuar cumpliendo con los mandatos institucionales y redoblar sus esfuerzos para colaborar con los grandes desafíos del país en el logro de una agricultura próspera, económica y socialmente sustentable, para todos los pobladores rurales y la sociedad mexicana en su conjunto.

Edgardo R. Moscardi

Representante

Oficina del IICA en México